medibuero head image
Vivir en la ilegalidad

Sobre la situación de “personas sin papeles” en la República Federal de Alemania

Se estima que en  la República Federal de Alemania viven entre 200.000 y 500.000 personas indocumentadas, es decir sin un estatus de residencia legal. Estas personas sin papeles forman parte de nuestra sociedad, sin embargo viven con el constante temor de ser descubiertas. Sus historias de migración, sobre todo las razones que las llevaron a vivir en la ilegalidad son muy diversas.

Sistemas sociales totalitarios, explotación económica, injusticia social y guerras son algunas de las razones de su fuga. Frecuentemente, los países más ricos del hemisferio norte están involucrados implícita o explícitamente en que surjan y se mantengan dichas situaciones conflictivas. El hecho de que estas causas de fuga no se reconozcan en el procedimiento de asilo alemán y las regulaciones restrictivas de la ley de inmigración son dos factores que obligan a las y los solicitantes de asilo a vivir en la ilegalidad.

A pesar de que cada persona pueda tener otra razón  que la obligue a vivir en la ilegalidad, este grupo de personas tiene algo en común: en la vida diaria, estas personas son excluidas y marginadas por las leyes del acceso a la educación, al trabajo y a la asistencia médica.
   
Además de las y los sin papeles, existe otro grupo que prácticamente no tiene acceso a la asistencia médica: Se trata de personas migrantes de los nuevos países de la Unión Europea como de Rumania, Bulgaria o Polonia. Entre ellos se encuentra una cantidad considerable de personas Sinti y Roma que muchas veces sufren discriminación en sus países de origen.

Diferentes razones llevan a personas a vivir en la ilegalidad, como por ejemplo:
  • una solicitud de asilo rechazada
  • se vence el permiso de estadía para refugiados provenientes de países que pasaron por una guerra civil
  • pérdida del permiso de estadía en caso de que alguien es condenado por las autoridades judiciales
  • se vence un visado y no existe la posibilidad de renovarlo
  • se vence un permiso de trabajo y éste no se renueva
  • se pierde el permiso de estadía por divorcio
A pesar de las diferentes razones hay algo que esas personas sin papeles tienen en común: Las leyes existentes les niegan el acceso a la educación, al trabajo y a la asistencia médica y de esa manera las marginalizan. Una vida sin papeles significa:
  • privación del derecho a un tratamiento médico
  • la imposibilidad de obtener un trabajo legal
  • la privación del derecho de alquilar legalmente un departamento
  • la imposibilidad de obtener asistencia social
  • privación del derecho a una plaza en un colegio o jardín de infantes
  • privación de todos los derechos ciudadanos
  • un acceso limitado a la asistencia jurídica
  • constante dependencia de la ayuda de otros/-as
  • miedo permanente de ser descubierto/-a
  • vivir amenazado/-a de ser repatriado/-a